:: Inicio / Programación / Actividad Práctica: Conozca en vivo a los pulgones y a sus enemigos naturales

Actividad Práctica: Conozca en vivo a los pulgones y a sus enemigos naturales 
Yorley Lagos y Jimena Marivel Ortega. Universidad Nacional de Colombia sede  Palmira

Resumen
En el cultivo de ají podemos encontrar una gran diversidad de insectos; algunos de ellos pueden ser perjudiciales, considerándose como plagas y otros benéficos, ejerciendo el papel de controladores biológicos, ya sea como depredadores o parasitoides. Entre los insectos considerados plagas podemos encontrar a los áfidos o pulgones que se caracterizan por ser insectos pequeños de colores variados, principalmente verdes amarillos o negros; su cuerpo es blando de forma ovoidal;  tienen un aparato bucal picador-chupador, a través del cual se alimentan de la savia de las plantas, ocasionando el enroscamiento de los brotes foliares o la formación de agallas en los tallos. La mayoría de pulgones debido a que  excretan el exceso de azúcar como una melaza están asociados a hormigas y hongos como el Cladosporium sp. (fumagina), reduciendo la actividad fotosintética de la planta. Sin embargo, el daño más importante de los pulgones, es su capacidad de transmitir enfermedades virales. En el cultivo de ají se han encontrado dos especies de pulgones como las más predominantes: el pulgón del algodonero (Aphis gosypii) y el pulgón del melocotonero (Myzus persicae).
En el grupo de los insectos benéficos, en ají podemos encontrar a los depredadores; los cuales son enemigos naturales de insectos plaga. Pueden considerarse depredadores en sentido amplio, considerando la depredación como el consumo de un organismo (presa) por parte de otro organismo (depredador), estando la presa viva cuando el depredador la ataca por primera vez.  Por ejemplo, las mariquitas y las crisopas son enemigos naturales de los pulgones. En muchos lugares del mundo se utilizan para lo que se conoce como control biológico de las plagas; es decir, estas eliminan a los insectos perjudiciales para la agricultura, utilizándolos p de aplicar insecticidas. Los crisópidos, reciben el nombre común de crisopas. Los adultos son de cuerpo verde a pardo pálido, su venación alar contrasta en sus dos pares de alas transparentes, y sus ojos son dorados o amarillos cobrizos. Esta familia se encuentra distribuida en todo el mundo y sus miembros habitan especialmente en zonas de gran vegetación y agrícolas. Sus larvas son depredadores de plagas de cuerpo blando.  Crisopa (conocida como el león de los áfidos) se comercializa en el Valle del Cauca para liberar en cultivos donde hay pulgones.